Michelin, junto con el resto de la familia de MotoGP se embarcan en uno de los más intensos desplazamientos logísticos de la temporada 2019 de MotoGP ™ en su viaje a América del Sur a la ciudad de Termas de Río Hondo en Argentina para la segunda ronda del año y el Gran Premio de Motul de la República Argentina .

Cal Crutchlow ganó el año pasado en agua

El circuito de 4.806 metros es un severo examen para pilotos, maquinaria y especialmente para los neumáticos. Su superficie abrasiva, mezclada con las altas temperaturas y el aumento de las cargas que se crean a lo largo de las cinco curvas a izquierda, las nueve a la derecha y su larga recta de más de un kilómetro, significa que el caucho de Michelin se enfrenta a una de las pruebas más exigentes de toda la temporada. El equipo ha trabajado duro durante las visitas previas para reunir los datos necesarios para dar el rendimiento óptimo en este circuito y Michelin estará en Argentina preparado para empujar el rendimiento a los niveles más elevados posibles.

La superficie en Termas sufrió cambios el año pasado, debido al re-asfaltado de la mayor parte del trazado, pero por desgracia muchas de las sesiones en 2018 fueron interrumpidas por la lluvia, lo que significó que Michelin no tuvo la oportunidad de explotar al máximo la gama de neumáticos en el evento del año pasado, por lo que tendrá que esperar a unas mejores condiciones meteorológicas para dar a los neumáticos la oportunidad de demostrar su capacidad en un circuito en el que no ha tenido un evento totalmente en seco desde su retorno a MotoGP en 2016.

Argentina MotoGP en números

La asignación para Argentina contará con neumáticos slicks blandos, medios y duros Michelin que se han elegido para que coincidan con las tensiones de este exigente circuito y todos ellos serán de diseño simétrico. Ésta es la primera vez que Michelin ha suministrado una selección completa de neumáticos traseros simétricos en Termas, porque al analizar los datos y ver el reparto equilibrado del estrés que se crea a través de las diferentes curvas, se decidió que ésta era la mejor asignación para los retos de esta pista. En caso de lluvia, que históricamente ha sido un problema en Termas de Rio Hondo, la selección de Michelin para lluvia constará de blandos y medios tanto para delante como para detrás, con las traseras con un acabado asimétrica más duro en el lado derecho.

Piero Taramasso, Manager de Michelin Motorsport dos ruedas: “La pista de Termas ha sido un poco una némesis para Michelin desde que volvimos a MotoGP. Cuando tuvimos una prueba allí en 2015 llovió, así que no pudimos obtener los datos completos en seco y en los tres años que hemos corrido allí hemos tenido también inclemencias del tiempo que han significado que nunca hemos sido capaces de conseguir un fin de semana totalmente en seco en el que poder evaluar totalmente el rendimiento de los neumáticos. Este año estamos optando por una asignación que creemos que se corresponde con el nuevo asfalto que se puso la temporada pasada y porque fuimos capaces de utilizar cuatro compuestos en 2018. Sabemos cómo funcionan pese a las pocas sesiones en seco que tuvimos así que hemos tomado la decisión de asignación basándonos en esa información. También hemos usado nuestros datos en cuanto a cómo los neumáticos han trabajado en otros circuitos con características similares al de Termas a la hora de tomar nuestra decisión para la selección para este fin de semana y en base a toda la información que teníamos a nuestra disposición, hemos incluido una gama completa de neumáticos traseros simétricos. Es una pista exigente que realmente puede llevar a los neumáticos a los últimos límites, sobre todo si hace mucho calor, por lo que estamos preparados para lo que venga y estamos decididos a obtener grandes resultados – si el tiempo nos lo permite”.

[fuente y fotos Media Michelin MotoGP]

Brembo presenta el Argentina MotoGP 2019

Tras un espectacular debut en el campeonato, MotoGP viaja a Sudamérica para disputar el GP de Argentina que se celebrará del 29 al 31 de marzo en el Autódromo de Termas de Río Hondo.

Termas es de exigencia media con los frenos

Ubicado en la provincia de Santiago del Estero, en el norte de Argentina, el circuito fue diseñado por el italiano Jarno Zaffelli, y los frenos elegidos por todos los equipos y pilotos de la categoría reina también son italianos, naturalmente de Brembo.

Cada año, el Autódromo de Termas de Río Hondo acoge decenas de competiciones automovilísticas, por lo que cuando las motos de MotoGP aterrizan en Argentina, se enfrentan a una pista muy sucia. En la primera sesión de entrenamientos libres de 2016, había mucha arena en el asfalto y los tiempos de vuelta que se registraron estuvieron en la horquilla de 1’43”-1’44”. Estos tiempos se redujeron en más de tres segundos menos de 24 horas después y en otro segundo en la Q2.

Según los técnicos de Brembo, el Autódromo de Termas de Río Hondo entra en la categoría de circuitos que presentan un nivel medio de dificultad en los frenos. En una escala de 1 a 5, obtuvo un 3 en el índice de dificultad, la misma puntuación dada a otras nueve pistas, incluyendo Losail, que fue la sede de la carrera inaugural de la temporada.

Las 14 curvas de la pista corresponden a ocho puntos de frenada, tres de los cuales se encuentran en el último sector, el T4. Pero, a pesar de estas frenadas, la zona T4 sigue siendo la más rápida de los cuatro tiempos intermedios en los que se divide la pista.

Sólo Phillip Island, Spielberg y Buriram, con siete secciones de frenado por vuelta, tienen menos secciones de frenado que las Termas de Río Hondo.

En cada vuelta, los pilotos utilizan los frenos durante unos 30 segundos, el mismo tiempo que en Jerez, Mugello y Assen. El tiempo total de frenada durante todo el GP de Argentina es de 12,5 minutos, lo que representa el 30% de la duración total de la carrera.

El promedio de deceleración máxima por vuelta es de 1.2G y esta estadística sería más alta si no fuera por el frenado rápido necesario en la curva 11 (de 202 km/h a 156 km/h), que con 0.9G disminuye el promedio.

Sumando toda la fuerza aplicada por un piloto en la palanca de freno Brembo desde la línea de salida hasta la bandera a cuadros, el resultado final supera los 750 kg. Sólo Phillip Island requiere menos esfuerzo físico de los pilotos.

Las motos de MotoGP están equipadas con discos de carbono Brembo de 320 mm o 340 mm, mientras que las Superbikes utilizan discos de acero, por lo que incluso si la demanda física es baja para el MotoGP, el GP de Argentina exige más fuerza a los pilotos de MotoGP que a los de Superbike: menos de 500 kg en la primera ronda en Australia y 700 kg en la segunda ronda en Tailandia.

De los ocho tramos de frenado del Autódromo de Termas de Río Hondo, sólo dos se consideran muy exigentes con los frenos, mientras que cuatro son de dificultad media y dos son ligeros. La curva 5 es la más desafiante porque está precedida por una recta de 1.076 metros en la que las motos de MotoGP alcanzan los 324 km/h. Esta horquilla obliga a los pilotos a bajar a 81 km/h frenando durante 6 segundos y aplicando una carga de unos 5,1 kg en la palanca del cilindro maestro de Brembo. En ese preciso momento, la presión del líquido de frenos Brembo HTC 64T alcanza los 10,9 bar, mientras que, para frenar, las motos se desplazan un poco más de 297 metros.

Vale la pena mencionar la primera frenada en la curva 1 después de la línea de salida debido a sus 243 metros de espacio de frenado: las motos de MotoGP pasan de 277 km/h a 108 km/h, pero la desaceleración es de sólo 1,4G en comparación con los 1,5G de la curva 5.

La última vez que una moto de 500cc/MotoGP sin frenos Brembo ganó el GP de Argentina fue en 1982. En 1987, en Buenos Aires, Eddie Lawson obtuvo el primer lugar con la Yamaha del equipo Agostini, que había confiado a los frenos Brembo desde un año antes.

En los años 90, el GP de Argentina fue ganado tres veces por Honda, de Mick Doohan, que se benefició del cilindro maestro de pulgar concebido y construido por los ingenieros de Brembo tras el terrible accidente del piloto en el GP de Holanda de 1992.

Las cinco ediciones del GP de Argentina disputadas en las Termas de Río Hondo también fueron ganadas por motos de MotoGP equipadas con frenos Brembo: dos victorias para Marc Márquez, una para Valentino Rossi, Cal Crutchlow y Maverick Viñales.

[fuente y gráficos vía Brembo MotoGP]

Racecard vía MICHELIN con los datos del GP de Argentina aquí

Las frenadas en Termas de Río Hondo vía BREMBO en este enlace

Estadísticas de los pilotos actualizadas en este enlace

 

HORARIOS (hora peninsular española):

-viernes FP1 a las 14:50h y FP2 a las 19:05h

-sábado FP3 a las 14:50h, FP4 a las 18:25h y Qs a las 19:05h

-domingo carrera a las 20:00h (25 vueltas = 120,150 km)