Llegó por fin la ansiada victoria nº 15 de la temporada para Álvaro Bautista, que volvió al escalón más alto del podio en Portimão por primera vez en más de dos meses

Álvaro Bautista (Aruba.it Racing – Ducati) volvió a la cima del podio en el Autódromo do Algarve en el sur de Portugal después de lograr su decimoquinta victoria de la temporada y la primera desde la ronda de Misano en junio. Después de terminar segundo en la carrera Superpole de la mañana tras una complicada salida y una gran recuperación posterior, Álvaro también sufrió al comienzo de la carrera 2, pero utilizando la potencia y la velocidad de su Ducati V4 R en la larga recta de la pista portuguesa, se recuperó y en sólo seis vueltas ya tomó la iniciativa de la carrera. A pesar de no estar aún al 100% de forma física debido a que su hombro no está todavía completamente curado, el piloto de Talavera de la Reina fue capaz de mantener a raya a su rival norirlandés en la última vuelta para cruzar la línea con una ventaja de tan sólo 0.111”.

La victoria de la carrera larga del domingo añadida a los resultados obtenidos durante el fin de semana permite a Álvaro permanecer firmemente en el segundo lugar en la clasificación con 399 puntos, 91 menos que el líder Rea.

La próxima cita del Mundial de SBK se llevará a cabo dentro de tres semanas en el circuito de Magny-Cours en Francia, del 27 al 29 septiembre.

Álvaro Bautista, Aruba.it Racing – Ducati #19: “Ha sido un fin de semana muy duro para mí, sobre todo físicamente porque mi hombro todavía no está al 100%. Me sentí peor esta mañana después de la carrera de ayer así que traté de empezar bien en la carrera Superpole. Por desgracia, he perdido muchas posiciones y tuve que utilizar la mayor parte de mi energía en remontar posiciones, pero terminé segundo, lo que significaba que podía comenzar desde la primera fila en la carrera 2. En la tarde volví a tener un mal comienzo, poruqe levanté la parte delantera de la moto y perdí algunas posiciones, pero como todavía estaba en el grupo de cabeza, no estaba demasiado preocupado. A mitad de carrera sentí que mi ritmo era más fuerte, así que decidí ir a por el liderato de la carrera y empujé con fuerza hasta el final. Podía manejar la ventaja, pero en las dos últimas vueltas sentí cómo cada gota de energía me iba abandonando pero, por suerte, llegó la última vuelta porque ya no me quedaba nada. Fue mi carrera aquí en Portimão y estoy muy feliz de conseguir una victoria después de más de dos meses”.
[fuente y fotos © Ducati Media]

Todos los datos del domingo y clasificaciones en este enlace