Previo MICHELIN MotoGP San Marino en el circuito de Misano

La siguiente parada de Michelin y la familia de MotoGP en la gira 2019 del Mundial es la cita en el Circuito de Misano Marco Simoncelli en Italia para la disputa del Gran Premio Octo de San Marino e della Riviera di Rimini, la 13ª ronda de la presente temporada.

El técnico y preciso circuito de 4,226 metros está situado cerca de la costa de la Riviera del Adriático y cuenta con un diseño que combina giros más lentos con curvas de alta velocidad en una superficie abrasiva de grado medio que impone exigencias muy específicas sobre los neumáticos delanteros. Las seis curvas a la izquierda por las diez que tiene hacia la derecha necesitan una gama de neumáticos Slick MICHELIN Power que se adapte perfectamente a las exigencias de la pista y de los pilotos para que tanto ellos como sus máquinas puedan dar el mejor rendimiento posible durante la carrera programada a 27 vueltas. Los compuestos blando, medio y duro que se han elegido son de diseño simétrico para la rueda delantera y también para la trasera blanda mientras que los medios y los duros traseros tienen un acabado asimétrico con el caucho más duro en el lado derecho para así administrar mejor el extra de curvas que Misano tiene hacia esa dirección.

El circuito de Misano es ahora el hogar permanente de lo que se conoce como el ‘GP de San Marino’, el nombre del micro estado que está totalmente dentro de Italia. El evento estuvo previamente en Imola y Mugello antes de encontrar su hogar permanente en 2007, cuando la carrera fue reinstalada en el calendario de MotoGP por primera vez en el circuito de Misano.

Debido a su situación geográfica por la proximidad al terreno montañoso costero, en Misano pueden caer fuertes lluvias como se ha visto en temporadas anteriores y, con esta amenaza que se cierne sobre el circuito, los neumáticos MICHELIN Power lluvia estarán disponibles para superar cualquier clima adverso. La selección será de neumáticos delanteros simétricos blandos y medios y unos traseros extrablandos también simétricos mientras que los blandos traseros serán asimétricos con el lado derecho más duro.

El Gran Premio Octo di San Marino e della Riviera di Rimini también verá la puesta en escena de la tercera y cuarta rondas de la Copa del Mundo FIM Enel MotoE. Las máquinas de la ‘Corsa Energica ego’ estarán equipadas con los neumáticos MICHELIN Motoe Slick que han sido desarrollados especialmente para estas motos eléctricas.

Piero Taramasso, jefe de Michelin Motorsport dos ruedas: “Misano fue un evento muy bueno para nosotros la temporada pasada cuando vimos muchas vueltas rápidas en las sesiones y mucho récords rotos. Los neumáticos trabajaron muy bien durante todo el fin de semana y en la carrera se vieron en la pista los seis compuestos, con vueltas rápidas y consistentes a lo largo de los 27 giros. Ésto es algo que queremos repetir este año y para ellos los pilotos tienen una gama de neumáticos apropiada aunque, obviamente, el asfalto es un año más viejo, por lo que habrá que ver cómo se comporta. En Misano tendremos por primera vez, un evento con dos carreras de MotoE en un mismo fin de semana. Será muy interesante ver cómo es y si la estrategia del sábado cambia la forma de que los pilotos decidan sus estrategias pensando en la carrera del domingo”.
[fuente y fotos © Michelin Motorsport]

Brembo analiza en profundidad el uso de los sistemas de frenado de MotoGP en el circuito italiano de Misano

El último tercio de la temporada del Campeonato del Mundo de MotoGP comenzará con el GP de San Marino y Rimini Coast, previsto del 13 al 15 de septiembre en el Circuito Mundial de Misano, Marco Simoncelli.

Situada a unos 20 km de Rimini y a poco más de 2 km del mar Adriático, desde 2012 la pista lleva el nombre del piloto italiano que perdió trágicamente la vida hace 8 años en el circuito de Sepang.

El circuito de Misano fue diseñado en 1969 y a lo largo de los años ha sufrido numerosos cambios hasta completar su configuración actual de 4.226 metros en 2008.

El Campeonato del Mundo de Superbike también se celebra en esta pista y aunque las Superbikes utilizan la misma configuración de trazado, el uso de los frenos es muy diferente. La mayor diferencia está en el Curvone (curva 11) porque los pilotos de MotoGP están obligados a frenar 1,3 segundos para bajar unos 50 km/h, mientras que las Superbikes pueden tomar la curva sin frenar ya que entran en ella a menor velocidad.

Naturalmente, la distancia de frenado de las motos de MotoGP también es más corta porque utilizan frenos de carbono (que están prohibidos para las carreras de Superbike) aunque ésto requiere que los pilotos de MotoGP ejerzan más fuerza cada vez que tiran de la palanca de freno.

Hora peninsular española

La naturaleza extremadamente tortuosa de la pista impide que las motos alcancen los 300 km/h. Sin embargo, hay cinco curvas que tienen que ser trazadas a un máximo de 90 km/h, por lo que la desaceleración es significativa. Otro problema en términos de enfriamiento de los sistemas, es la temperatura del aire; durante la carrera de 2016, la temperatura de la pista era de más de 42,8ºC.

Según los técnicos de Brembo, que asisten al 100% de los pilotos de MotoGP de 2019, el piloto del Circuito Mundial de Misano Marco Simoncelli es bastante exigente con los frenos. En una escala de 1 a 5, obtuvo un 3 en el índice de dificultad, y de las carreras que quedan por disputar este año, esta misma puntuación se dio sólo a las pistas de Buriram y Valencia.

Las 16 curvas de la pista corresponden a 11 tramos de frenado, cada uno muy diferente de los demás. Hay uno que requiere que los pilotos frenen durante cuatro segundos y medio, otros que necesitan un poco más de un segundo y algunos obligan a frenar durante tres segundos.

Durante una vuelta completa, las motos de MotoGP utilizan los frenos durante 28 segundos, idénticos a los de las Superbikes. A lo largo de las 27 vueltas de la carrera, cada piloto de MotoGP frena durante más de 12 minutos y medio. Resumiendo toda la fuerza aplicada por un piloto en la palanca de freno Brembo desde la línea de salida hasta la bandera a cuadros, el resultado es de unos 1.050 kg, en comparación con los 834 kg aplicados por los pilotos de Superbike, pero éstos corren solamente 21 vueltas.

En una sola vuelta, los pilotos de MotoGP aplican más fuerza que los pilotos de Superbike aunque son cifras muy parecidas; 39,2 kg frente a 39,7 kg. La deceleración máxima media de las motos de MotoGP en este circuito es de 1,19 G y la de las Superbikes de 1,08 G; 1,19 G puede parecer moderada, pero es 0,05 G más que la deceleración máxima que experimenta un Infiniti FX45.

De los 11 tramos de frenada del Circuito Mundial de Misano Marco Simoncelli, tres están clasificados como exigentes en la frenada, dos son de dificultad media y los seis restantes son ligeros.

A diferencia de las Superbikes, frenar en la curva Quercia (curva 8) es el mayor reto en la pista. Las motos de MotoGP disminuyen su velocidad de 294 a 82 km/h en 4,5 segundos y 213 metros mientras que las Superbikes llegan 24 km/h más despacio y necesitan 5 metros menos de frenada para hacer ese giro. En esta curva, las motos de MotoGP superan a las Superbikes también en la deceleración máxima (1,5 G frente a 1,3 G), pero consiguen contener la presión sobre el líquido de frenos Brembo HTC 64T a 10,5 bar, mientras que el líquido de frenos Brembo en las Superbikes alcanza los 10,7 bar.

Clasificación del mundial tras Silverstone

Frenar en la primera curva después de la línea de salida necesita una distancia de 190 metros. Las velocidades descienden 158 km/h pasando de 276 a 118 km/h. Para las Superbikes, sin embargo, la reducción de la velocidad es menor (de 146 km/h), pero el uso de discos de acero significa que la distancia de frenado es mayor (hasta 192 metros).

Desde 2007, año en el que regresó definitivamente al Campeonato del Mundo, el Circuito Mundial de Misano Marco Simoncelli, ha visto cómo las motos de MotoGP con frenos Brembo ganaban cada año. Valentino Rossi y Jorge Lorenzo ganaron tres veces cada uno, Dani Pedrosa y Marc Márquez ganaron dos, y el año pasado Ducati ganó con Andrea Dovizioso. Por su parte, Maverick Viñales nunca ha ganado aquí, ni siquiera en las clases bajas. [fuente BREMBO]

El vigente Campeón del Mundo de MotoGP llega al Gran Premio de San Marino con 78 puntos de ventaja sobre el segundo clasificado del Mundial.

En Misano, Marc Márquez ha logrado cinco victorias en las tres categorías: una en 125 c. c. (2010) y dos tanto en Moto2 (2011 y 2012) como en MotoGP (2015 y 2017).

MARC MÁRQUEZ, Repsol Honda #93:Llegamos bien al próximo Gran Premio, después de varias carreras buenas para nosotros y tras un productivo entrenamiento. Durante el test pudimos probar varias cosas y lograr una buena impresión de cómo funciona la Honda en Misano esta temporada. Tengo confianza de cara al fin de semana, pero tendremos que hacer frente a una dura competencia, como siempre, especialmente después del test. Nuestro enfoque no cambia; tenemos nuestro plan, trabajaremos en esa dirección y veremos qué pasa el domingo”.

Jorge Lorenzo cuenta con tres victorias (en 2011, 2012 y 2013) y otros cinco podios en MotoGP (fue segundo en 2008, 2009, 2010 y 2014; y tercero en 2016), además de un triunfo en 250 c. c. logrado en el regreso del circuito al Mundial en 2007.

JORGE LORENZO, Repsol Honda #99: “Cada día me siento más fuerte y puedo entrenar más duro que el anterior; el tiempo entre carreras ha ayudado. Tengo ganas de volver a subir a la moto y ver cómo me encuentro físicamente encima de la RC213V. Aunque no completé el test entero, pudimos obtener información valiosa para poder empezar bien el fin de semana. En el pasado, el de Misano ha sido un buen circuito para mí, así que espero que estos días pueda continuar reduciendo la distancia”. [fuente Repsol Media]

Descarga la Race Card MICHELIN en este enlace

Las frenadas vía BREMBO en este enlace

Estadísticas de los pilotos tras Silverstone aquí