El piloto de Ferrari Charles Leclerc consiguió su segunda victoria consecutiva en el Autódromo de Monza saliendo desde la pole y utilizando una estrategia de una sola parada de blando a duro (el único piloto en la carrera en optar por esta estrategia).

El piloto monegasco logró la primera victoria en casa de Ferrari desde la de Alonso de 2010, y tuvo que lidiar con la presión constante de los dos pilotos de Mercedes que eligieron la estrategia de blando a medio y terminaron segundo y tercero detrás de él.

Lewis Hamilton y Mercedes intentaron ‘socavar’ a Leclerc al enfrentarse con él con unos neumáticos más blandos; los medios. No obstante, el ritmo de Leclerc fue suficiente para salir por delante de Hamilton después de hacer su propia parada y, con el neumático duro, defender su ventaja hasta la bandera a cuadros.

La vuelta más rápida de la carrera la estableció Lewis Hamilton, que hizo una segunda parada más tarde sin perder posición y montando otro juego de blandos, mientras que su compañero de equipo Valtteri Bottas se fue a la caza de Leclerc.

Las condiciones permanecieron en seco tras la lluvia caída en Monza durante la noche anterior, con unas temperaturas de aire y del asfalto de 21 y 35 grados respectivamente.

Muchos principales candidatos fueron sancionados con lugares en la parrilla, y varios seleccionaron medios para el primer tercio de carrera. Uno de ellos fue el piloto de Red Bull Max Verstappen, que comenzó el último y terminó en el octavo lugar, a pesar de hacer dos paradas. Por delante de él en el séptimo lugar acabó el piloto de Racing Point Sergio Pérez, que comenzó la carrera desde el 18º lugar tras cambiar el motor.

-C2 DURO: Utilizado por los dos pilotos de Ferrari, en particular por Leclerc, que se beneficiaron de su durabilidad y consistencia para ganar la carrera a pesar de la intensa presión de los Mercedes con medios.

-C3 MEDIO: Elegido para la remontada puesta en escena por los que tomaron la salida desde la parte trasera de la parrilla tras las sanciones, en concreto por todos los situados a partir del P14.

-C4 BLANDO: Utilizado por la mitad superior de la parrilla para iniciar el gran premio, con una sola parada de medio a blando como Pirelli predijo que sería la estrategia más rápida. Durante la carrera, todos los pilotos menos Norris y Russell lo usaron.

-Las mejores vueltas con cada compuesto fueron la vuelta rápida de carrera de Hamilton con blandos C4 en 1’21”779, la de Vettel con medios C3 de 1’22”799 y la de Leclerc con duros C2 de 1’23”009.

-Los stints más largos con cada compuesto fueron las 30 vueltas de Ricciardo con blandos C4, las 31 de Giovinazzi con medios C3 y las 33 de Leclerc con duros C2.

Mario Isola, jefe de Pirelli F1: “En condiciones secas, la mayoría de los pilotos podían realizar la estrategia predicha de una sola parada, con la batalla central para la mayor parte de la carrera centrada en la batalla blandos-duros de Ferrari y Leclerc en comparación con la de blandos-medios de Mercedes y Lewis Hamilton. Los dos pilotos se entregaron a una excelente batalla toda la carrera, con Valtteri Bottas uniéndose en el tramo final. Felicitaciones a Charles Leclerc y a Ferrari por una memorable victoria en casa, así como a Renault por conseguir situar dos coches entre los cinco primeros, por no hablar del piloto de Alfa Romeo Antonio Giovinazzi que ha logrado su mejor resultado de la carrera”.
[fuente y fotos © Pirelli Media]

Carlos Sainz, McLaren #55: “Es una pena terminar la carrera de esa manera. Obviamente, necesitamos analizar lo que podríamos haber hecho mejor en el pit-stop como todo un equipo, pero sinceramente, este año las paradas en boxes han sido excelentes. Nuestros chicos han estado haciendo un trabajo excepcional en los pits así que no hay nada de lo que preocuparse. Mantengamos la cabeza en alto. Hemos perdido una P6 potencial, pero hemos ganado mucho más este año con buenas estrategias y buenas paradas en boxes. Vamos a analizar lo ocurrido para así volver más fuertes“. [fuente McLaren]