• El piloto de Mercedes Lewis Hamilton ganó el Gran Premio de Rusia saliendo en parrilla desde la segunda posición y realizando sólo una parada en boxes para cambiar el medio que utilizó en la Q2 por un blando usado aprovechando un coche de seguridad virtual.
  • Su compañero de equipo Valtteri Bottas, que terminó segundo, adoptó la misma estrategia.
  • Detrás de ellos hubo una amplia variedad de tácticas a lo largo de la carrera de 53 vueltas que contó con dos coches de seguridad

Mercedes fue el único equipo en el top ten que tomó la salida con neumáticos medios. Los dos pilotos de Mercedes realizaron una primera tanda más larga que sus rivales, e hicieron su única parada en boxes bajo un coche de seguridad virtual, aprovechando para cambiar a neumáticos blandos.

Charles Leclerc terminó con su Ferrari detrás de los dos Mercedes, El equipo Ferrari cambió su estrategia e hizo una segunda parada con el piloto monegasco para que montara un segundo juego de blandos aprovechando un coche de seguridad en pista, dos vueltas después de que los pilotos de Mercedes hubieran entrado al pit.

El piloto que recuperó más posiciones fue el de Red Bull Alex Albon, que salía desde el pit lane e hizo una sola parada de medios a blandos y acabó la carrera en la quinta posición.

Hubo una mezcla a partes iguales de neumáticos blandos y medios en la salida con la única excepción del piloto local de Toro Rosso Daniil Kvyat que tomó la salida con duros desde el fondo de la parrilla.

Aunque estaba anunciada como la mejor opción la estrategia de una sola parada por ser la más rápida, cuatro de los 15 pilotos que acabaron la carrera terminaron parando dos veces, en particular, Leclerc, que terminó en el podio. Pero la estrategias se vieron fuertemente influenciadas por los coches de seguridad.

-Duro C2: estaba anunciado como una opción viable para la segunda mitad de la carrera, pero al final sólo tres pilotos lo usaron, ya que el medio y el blando resistieron bien.

-Medio C3: un neumático clave para la victoria de Hamilton. Con una baja degradación, los pilotos que utilizaron este neumático al principio fueron capaces de maximizar su stint manteniendo así sus opciones abiertas.

-Blando C4: también se utilizó para algunas tandas largas, sobre todo por el piloto de Red Bull Max Verstappen, que completó un largo primer stint para pasar de la novena posición de la parrilla hasta el cuarto lugar en la meta. Además el ganador Lewis Hamilton utilizó el blando para realizar la vuelta rápida hacia el final de la carrera anotándose así el punto adicional.

-Las mejores vueltas de cada compuesto fueron la vuelta rápida de carrera de Hamilton con blandos C4 en 1’35”761, la de Verstappen con medios C3 de 1’36”937 y con duros C2 el más rápido fue el piloto local Kvyat que paró el crono en 1’40”583.

-Los stints más largos por compuesto fueron las 28 vueltas de Verstappen con blandos C4, las 33 de Norris con medios C3 y las 27 de Kvyat con duros C2.

Mario Isola, jefe de Pirelli F1: “Las tácticas fueron un elemento importante para la carrera, con Mercedes y Ferrari realizando estrategias opuestas que resultaron un emocionante final de carrera, con Charles Leclerc tratando de superar a sus rivales de Mercedes. Los neumáticos medios seleccionados por Mercedes para tomar la salida les dieron una ventaja en términos de flexibilidad, pero lo que quizás fue la mayor sorpresa fue la vida de los blandos. Éstos funcionaron mejor en las condiciones más calurosas de hoy, al ser menos susceptibles a la granulación (graining) con las temperaturas más altas. Las dos entradas del coche de seguridad fueron un factor clave en el Gran Premio, minimizando el desgaste y la degradación de los neumáticos durante fases muy importantes de la carrera, así como proporcionando oportunidades para hacer paradas en boxes en el momento adecuado para minimizar la pérdida de tiempo a varios pilotos. Llegamos a Rusia con una elección de neumáticos más dura que la del año pasado, y ésta permitió a los pilotos empujar con fuerza desde el principio hasta el final de cada stint, en lugar de tener que manejar su ritmo de carrera”.
[fuente y fotos Pirelli F1]

Carlos Sainz, McLaren #55, tomó la salida desde la P5 y acabó 6º. Realizó su mejor vuelta de 1’38”020 en la vuelta 53, y fue la sexta mejor a +2.259” de la de Hamilton. Hizo una sola parada en el pit en la vuelta 21ª para cambiar de blandos a medios en 3,6 segundos.

Tras la carrera el piloto madrileño declaraba: “Muy buena carrera. Un gran comienzo y una ejecución muy sólida de todo el mundo. Fue muy bueno pelear con los Mercedes en la segunda curva, que era uno de mis objetivos en la salida realmente. A partir de entonces pude controlar la carrera y tuve un buen ritmo hasta el final, a pesar de que era imposible defenderme de los Red Bull. No fue un fin de semana fácil para nosotros, pero logramos poner juntas todas nuestras virtudes. Fue una gran actuación de todo el equipo y acabamos con ambos coches en los puntos de nuevo. Felicidades”.
[fuente McLaren F1]