Ott Tänak ganó el rally de Gales y sumó el máximo de puntos, 30, tras imponerse en la Power Stage

Ahora el estonio lleva una ventaja de 28 puntos a Ogier y 41 a Neuville por lo que, si acaba el Rally de España con 30 de ventaja, será el nuevo Campeón del Mundo

Ott Tänak añadió a su ventaja en el Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA el conseguir el máximo de puntos en el Rally Gales-GB, sellando su sexta victoria de la temporada en el Toyota Yaris WRC con estilo al marcar el mejor tiempo en el Power Stage.

El último día del rally consistió en dos pasadas sobre las etapas de Alwen y Brenig en el norte de Gales, con la etapa de asfalto del Gran Orme a lo largo de la costa cancelada debido a que las condiciones del mar impedían el mínimo suficiente de cobertura de seguridad del rally.

Tänak, el líder del rally desde el final del viernes, comenzó el día perfectamente, superando a su rival más cercano por una décima de segundo para ganar la primera pasada sobre Alwen.

Ott Tänak, Toyota Yaris WRC #8

Aprovechó 9,5 segundos para entrar en la Power Stage, donde fue el más rápido de todos por medio segundo, superando a su rival más cercano en el campeonato Ogier sumando los cinco puntos de bonificación. Finalmente, él y su copiloto Martin Järveoja ganaron con un margen de 10.9s, y Tänak ahora lidera el campeonato por 28 puntos a falta de dos rallys.

Ott Tänak, Toyota Yaris WRC #8: “Es una sensación increíble ganar. Hay mucha gente trabajando detrás de nosotros y con el esfuerzo que ponen en ello, es genial ser recompensado con el máximo de puntos. En la Power Stage tuve plena confianza en el coche y pide aprovechar la oportunidad, ya que cada punto puede ser crucial. El eslogan de nuestro equipo es ’empujar hasta el límite para mejorar’ y siempre trato de hacerlo lo mejor que puedo. Esta temporada nos quedan dos rallies más y, sin duda, aún no se ha decidido nada, así que tenemos que seguir presionando y concentrándonos”.

Sébastien Ogier, Citroën C3 WRC #1

Tras el rally británico llega el Rally de España (de 25 al 27 de octubre). Es la única prueba del WRC que combina grava y asfalto. Después de un día en la grava el viernes, los equipos deben cambiar la puesta a punto de los coches de la especificación de grava a la de asfalto dentro de un servicio cronometrado de 75 tan solo minutos. Las etapas de asfalto que siguen son suaves, rápidas y fluidas, similares en sus características a los circuitos de carreras.  [fuente Toyota Gazoo Racing]

Sébastien Ogier, Citroën C3 WRC #1: “La Etapa Power resume nuestro fin de semana de muchas maneras. Hemos estado un par de décimas atrás durante todo el rally. Hicimos todo lo que pudimos y lo dimos todo, pero estábamos un poco cortos de rendimiento, mientras que Ott tuvo un fin de semana estupendo. No es un gran resultado para nosotros en términos del campeonato a falta de sólo dos rondas, pero vamos a seguir luchando con uñas y dientes durante todo el tiempo que sea matemáticamente posible ganar el título”. [fuente Citroën Racing]

Thierry Neuville, Hyundai i20 Coupe WRC #11

Thierry Neuville, Hyundai i20 Coupe WRC #11: “No podríamos haber dado más este fin de semana. Desde la primera especial, fue una lucha dura en algunas condiciones complicadas, e increíblemente reñida. Podemos estar contentos con nuestra propia actuación, pero estoy decepcionado por el resultado final. Deberíamos haber terminado delante de Tänak este fin de semana, e hicimos todo lo que pudimos, pero no lo logramos. El campeonato se traslada ahora a España, donde sabemos que tenemos que superarlo para mantener vivas nuestras propias esperanzas en el título. Todo puede pasar en los rallys, así que nunca nos rendimos”.
[fuente Hyundai Motorsport]