Toyota Gazoo Racing obtuvo su tercera victoria de la temporada 2019-2020 en el Campeonato Mundial de Resistencia (WEC) de la FIA con una reñida victoria en las 8 Horas de Baréin

Clasificación final de las 8 Horas de Baréin

Para esta carrera, los Campeones del Mundo se enfrentaron a un severo hándicap con la limitación de potencia híbrida y menos combustible por vuelta, pero superaron el desafío gracias a una estrategia fuerte, paradas rápidas en boxes y un rendimiento consistente, así como una impresionante fiabilidad en los 1.390 km de carrera.

Mike Conway, Kamui Kobayashi y José María López, en el TS050 HYBRID #7, ganaron por segunda vez esta temporada para retomar el liderazgo en el Campeonato del Mundo de pilotos.

El TS050 HYBRID #8 de Sébastien Buemi, Kazuki Nakajima y Brendon Hartley, luchando con un hándicap de 0,21 segundos por vuelta mayor que su coche hermano, terminó una vuelta por detrás en segundo lugar para completar un resultado perfecto para el equipo; el tercer doblete para Toyota en las cuatro carreras que van disputadas esta temporada.

3 dobletes en 4 carreras para Toyota

El momento más dramático de la carrera tuvo lugar nada más darse la salida con un toque entre el Ginetta #5 que salía desde la pole position y el Rebelión #1, que también alcanzó a Sébastien en el #8 dañando su carrocería delantera izquierda. Mientras que Sébastien, que había salido tercero, bajó a la décima posición, Mike Conway evitó los problemas y, desde la cuarta posición en la parrilla, y tomó la delantera con el Toyota #7.

Tras un coche de seguridad, Sébastien consiguió aupar el #8 hasta el tercer puesto en la décima vuelta, mientras que Mike amplió la ventaja del coche #7 cuando se acercaban las primeras paradas de combustible. Mike salió con una ventaja de más de 30 segundos sobre el Ginetta #6 pero Sébastien, cuyo #8 requería un cambio de carrocería delantera, salió cuarto.

Durante la siguiente media hora, Sébastien empujó para alcanzar los tres primeros puestos y sus esfuerzos dieron sus frutos. Después de una pelea reñida con el Ginetta #6, quedó tercero en la vuelta 43. Poco después de la marca de los 90 minutos, Mike le dio el #7 a Kamui, mientras que Brendon se hizo cargo del #8, con ambos coches con neumáticos nuevos.

Con dos horas y media de carrera, ésta dio un nuevo giro cuando el Rebelión #1, que había estado empujando fuerte para cerrar la brecha con el #7 de Kamui, perdió cinco minutos en el pit debido a un problema técnico. Esto elevó a Brendon hasta el segundo lugar en el coche número 8, aunque a más de un minuto de Kamui.

El Toyota #8 acabó 2º y perdió el liderato

Toyota Gazoo Racing estaba entonces totalmente al mando de la carrera, con su contrincante más cercano, el Ginetta #5, a dos vueltas de distancia, tras una primera parte de su carrera con problemas. A falta de tres horas y media, las dificultades de ese coche continuaron y se detuvo al lado de la pista, por lo que el Rebelión #1 ascendió a la tercera posición a tres vueltas de distancia.

Mucho después de que cayera la noche en el Circuito Internacional de Baréin, y con ese cómodo cojín, ninguno de los TS050 HYBRID corrió ningún riesgo durante el resto de la carrera, que terminó con sólo tres coches LMP1 pasando bajo la bandera a cuadros tras la retirada de los dos Ginetta.

Pechito López estaba al volante del #7 cuando ondeó la bandera a cuadros para ganar después de 257 vueltas, estableciendo una ventaja de ocho puntos en el Campeonato Mundial de pilotos por delante de la tripulación de sus hermanos en el #8, finalmente segundos con Kazuki al volante.

Ahora Toyota Gazoo Racing tiene una ventaja de 41 puntos sobre Rebellion en la clasificación de los equipos.

La batalla del Campeonato del Mundo se reanudará ya en el nuevo año, regresando a Austin, Texas, después de una ausencia de dos años, para celebrar las 6 Horas del Circuito de las Américas el 23 de febrero, la primera de una doble ronda en los Estados Unidos con las 1000 Millas de Sebring el 20 de marzo siguiente.
[fuente y fotos Toyota Gazoo Racing]

Después de la victoria de Rebellion Racing en Shanghái, China, Toyota Gazoo Racing se recuperó para asegurar el primer y segundo puesto en Baréin con el #7 y el #8 TS050-Hybrids de Conway/Kobayashi/López y Buemi/Nakajima/Hartley respectivamente. Los vencedores de Shanghái, Senna/Menezes/Nato (R13-Gibson N°1), fueron terceros en la línea de meta.

A pesar de la nubosidad y el sol velado, la temperatura de la pista subió a 35°C por la tarde, pero la consistencia de los slicks medios de Michelin contribuyó en gran medida a que el Toyota #8 volviera a subir el orden. También cabe destacar la buena actuación de Robertson/Hanley/King del Team LNT, que mantuvo el tercer puesto hasta tres horas desde el final, cuando un problema técnico terminó dejando de lado al trío Ginetta, pero no antes de que Jordan King lograra dar la vuelta más rápida en la vuelta 52ª con un registro de 1’45”240.

Cuando la oscuridad se apoderó del Circuito Internacional de Sakhir al final de la tarde, la temperatura de la pista pronto bajó a 24°C, lo que llevó a los equipos de la LMP1 a cambiar a slicks blandos Michelin, que cumplieron perfectamente su misión proporcionando un rendimiento consistente para el resto de la carrera, vuelta tras vuelta, a pesar de que el circuito de Bahréin es conocido por la dura reaceleración que requiere tras sus muchas curvas cerradas y que puede ser muy severo para los neumáticos.

A diferencia de sus colegas del LMP1, que podían elegir entre slicks Michelin medios y blandos, los pilotos del LMP2 de la firma francesa podían elegir entre un compuesto medio y uno duro. Además de atraer a un número creciente de socios, el rendimiento y la longevidad de los neumáticos que Michelin ha desarrollado para esta clase ayudó a United Autosports a ganar el día con su Oreca 07-Gibson N°22 (Hanson/Albuquerque/Di Resta).

Así va el campeonato tras las 4 primeras pruebas

La carrera LMGTE Pro produjo una emocionante pelea entre Aston Martin y Ferrari, cuyos coches se turnaron en la primera posición de la clasificación de la clase. La victoria terminó en manos de la marca británica con el N°95 Vantage AMR (Sorensen/Thiim), pero el Ferrari 488 GTE Evo N°71 (Rigon/Molina) estaba a menos de un segundo de la cabeza cuando se le aplicó una penalización al español Miguel Molina a falta de media hora para el final. Sin embargo, sobrevivió al revés y se adjudicó la medalla de plata de la jornada, perseguido por el tercer clasificado, el número 97, Aston Martin (Lynn/Martin).

“Estamos muy contentos con la consistencia de los tiempos de vuelta que vimos en Sakhir, que es un circuito muy duro en los neumáticos debido tanto a su trazado como a la arena y el polvo que se vuela en la superficie”, dijo Pierre Alvès, director del programa FIA WEC de Michelin. “Debido a la caída de la temperatura después de la puesta del sol, el momento en que los equipos eligieron cambiar del compuesto más duro a la alternativa más blanda fue extremadamente importante, pero nuestros técnicos estuvieron disponibles para ayudar a nuestros socios en la optimización de sus respectivas estrategias. Hubo algunas buenas peleas por todo el orden y estamos particularmente contentos de haber ganado la LMP2 en asociación con United Autosports”.
[fuente Michelin Motorsport]