Pablo Fernández se impuso en el XV Rally Ribamontán al Mar – 1000 Cruces y Dani Martínez se proclamó por primera vez campeón de rallys de Cantabria

El C.D.E. Ribamontán al Mar Motor organizó el XV RALLYE RIBAMONTÁN AL MAR – 1000 CRUCES los pasados días 20 y 21 de Diciembre.

Con base en el “Centro de Surf” de Somo (Cantabria) la prueba fue puntuable con coeficiente 1 además de para los Campeonatos, Copas y Trofeos establecidos en el Reglamento del Campeonato de Cantabria de Rallys, para Challenge Rallycar, Open Saxo Rally Cup, Copa Marbella, Desafío 205 Cantabria, Copa FEDIMA 1.6, Copa FEDIMA 2.O, Copa AX Cantabria y Copa Corsa Cantabria.

El XV RALLYE RIBAMONTÁN AL MAR – 1000 CRUCES se disputó íntegramente sobre asfalto con ocho tramos cronometrados con un total de 81,72 Km más 98,58 Km de enlaces para una distancia total de 180,30 Km que tenían por delante hasta 110 equipos inscritos [ver inscritos en este enlace].

Con un asfalto muy sucio y complicado por las últimas lluvias caídas en la zona comenzó la 15ª edición del 1000 cruces, la última prueba del campeonato de Cantabria de rallys, que decidiría el nuevo campeón, título estaba en juego entre Pablo Fernández González y Álvaro Gutiérrez González (Mitsubishi Evo X del Grupo N+) y Dani Martínez González y Javier Soto Alonso (DS3-R3T MAX del Grupo R3T).

El rallye se disputaría bajo un clima cambiante con cuatro (ya de por sí complicados) tramos a doble pasada y por momentos bajo una molesta e intensa lluvia.

Dani Martínez y Javier Soto (DS3 R3T Max) nuevos Campeones de Cantabria

La batalla empezaba ya en el tramo de Cabo Quintres (7020m) donde el piloto gallego Iago Caamaño con un Ford fiesta R5 MKII  se adjudicaba el Scratch con un tiempo de 4’12”636 por delante del Mitsubishi Lancer Evo IX de Rubén Iván Blanco a una distancia de 10.099 segundos del piloto gallego y en tercera posición se situaba Pablo Fernández con Mitsubishi Evo X a 11.252 segundos del líder.

En el segundo tramo, en los 17470 m de Güemes, el mejor tiempo lo firmó Rubén Iván Blanco con un tiempo de 11’46”916 por delante de Iago Caamaño pero con una exigua diferencia de 113 milésimas con Pablo Fernández tercero a 4”172 segundos de Blanco mientras que Dani Martínez (DS3 R3T) se situaba 4º a más de 15” de Dani e Iván Pelayo, que se  estrenaba en este rallye con un Mitsubishi Lancer Evolution IX, se iba adaptando a su nueva montura, terminaba este tramo en 5ª posición a 18” de Dani y a 37” del vencedor Rubén Iván Blanco. En este tramo se producía el abandono por salida de pista del querido piloto asturiano Lolo García con un histórico Ford Escort MKII.

Con una nueva pasada por el tramo de Cabo Quintres en el TC3, el mejor tiempo volvía a ser para el piloto gallego Iago Caamaño y su copiloto José Vieitez pero por la escasa distancia de 88 milésimas sobre Rubén Iván Blanco copilotado por Rosa Ana Martínez. En tercera posición se situaba de nuevo el equipo formado por Pablo Fernández y Álvaro Gutiérrez a 7 segundos del Ford Fiesta R5 MK2 de Caamaño.

Con una nueva pasada por el tramo de Güemes (el más largo del rallye) terminaba la primera sección. Este tramo se lo adjudicó el piloto del Mitsubishi Lancer Evolution IX Rubén Iván Blanco con Iago Caamaño segundo a una distancia de 7.185 segundos y en tercera posición se situóvPablo Fernández a 7.819 segundos de Rubén Iván Blanco.

En el ecuador del rally y ya con numerosos abandonos por avería o salidas de pista, el rallye estaba encabezado por Iago Caamaño con un tiempo total de 32’00”369 con Rubén Iván Blanco segundo a +2.889” y tercero Pablo Fernández a +22.949” del líder.

Después de reponer fuerzas daba comienzo la segunda sección del rallye con dos nuevos tramos a doble pasada (Playas-Raúl Viadero y Suesa-Carriazo). En la primera pasada por el tramo de Playas de 7960m el mejor tiempo lo realizó Pablo Fernández con un tiempo de 5’04”851 por delante de Rubén Iván Blanco con una distancia de 2.270 segundos y tercero acababa Iago Caamaño a una distancia de algo más de 11 segundos del vencedor y perdiendo el liderato del rallye que pasaba a ser de Rubén Iván Blanco ya que éste le había endosado 8”910 en este tramo.

En la primera pasada por Suesa-Carriazo (8410m) se imponía el piloto del Mitsubishi Lancer Evolution IX Rubén Iván Blanco que aumentaba su ventaja en el liderato del rallye dejando en segunda y tercera posición a Pablo Fernández y Iago Caamaño  respectivamente por 7”855 y 10”122.

Pablo Fernández y Álvaro Gutiérrez con el Mitsu EVO X vencieron en el 1000 Cruces

Con un nuevo paso por el tramo de Playas en el TC7 Pablo Fernández recortaba su desventaja en 2 segundos respecto a Rubén Iván Blanco  que se situaba segundo en la general provisional con Iago Caamaño en la tercera posición, dejando la emoción del desenlace final para el decisivo TC8.

Y, en el último tramo del rallye, saltaría la sorpresa. El coche de Rubén Iván Blanco se averiaba y obligaba a éste al abandono. Después de estar realizando un rallye de menos a más no era éste el final que los de La Faya Sport pretendían poner a la temporada pero a veces es la mecánica quien dicta sentencia.

De esta manera la primera posición pasaba a manos de Pablo Fernández y Álvaro Gutiérrez con el Mitsu EVO X de Pe Flahs que se adjudicaron el TC8 por delante de Unai de la Dehesa y Alain Peña (Peugeot 208 R2) a 0”920 y en tercera posición también con un 208 R2 acabaron Víctor Echave y Sara Fernández a 13” de los del EVO X.

La victoria final del XV Rallye Ribamontán al Mar – 1000 Cruces se la llevó Pablo Fernández por un estrecho margen de 12”387 sobre Iago Caamaño y completaron el podio Dani Martínez y Javier Soto (DS3 R3T Max – Blendio) que con este tercer puesto conservaron el liderato en la general del campeonato cántabro y se proclamaron campeones regionales de rallys por primera vez por delante precisamente del binomio formado por Pablo Fernández y Álvaro Gutiérrez.

[texto y fotos © Joaquín Carrión Iriarte y Sylvia Herrero Marcano]