El estancamiento de Ferrari que le ha despedido del mundial otro año más. La primera parte de la temporada hacía presagiar otra lucha entre dos escuderías, en este caso Ferrari sustituiría a Mercedes y Charles Leclerc a Lewis Hamilton, enfrente el mismo rival: Red Bull Racing y el imbatible Max Verstappen. Sin embargo, los problemas de fiabilidad de los italianos, las malas estrategias en boxes y ahora el no entendimiento de un desgaste alto de gomas han provocado que Max decida cuando se va a acabar este mundial.

    Preocupados por el desgaste de ruedas, mientras que Verstappen vuela hacia el segundo título

    Los de Milton Keynes han tenido el control en las últimas carreras. Max Verstappen ha ganado los últimos cinco Grandes Premios, a pesar de que solo partió desde la pole una vez. Habla muy bien de él y muy mal del resto, pero sobre todo de Ferrari que era el rival que le plantaba cara. Después de la enésima derrota en carrera, ahora en la casa ferrarista como es Monza, los de Maranello buscan respuestas sobre por qué ha cambiado todo en tan poco tiempo.

    Para la próxima carrera en Singapur, Ferrari quiere introducir un suelo modificado y nuevas alas. El jefe del equipo, Mattia Binotto, también está realizando una investigación exhaustiva sobre el rendimiento reciente y la diferencia en la gestión de neumáticos con Red Bull. Porque según el italiano, Charles Leclerc ha tenido problemas con los neumáticos, mientras que Verstappen sobresale en esta faceta. “No solo tenemos que mirar las dos últimas carreras, también quiero analizar Hungría. Red Bull nos ha superado en las últimas carreras. No en la calificación, porque entonces todavía tenemos buena velocidad. Así que el rendimiento puro sigue ahí. En carrera luchamos con el desgaste de los neumáticos. En ese sentido, el Red Bull es el mejor coche”, señaló.

    Añade que los de la bebida energética han encontrado un mejor equilibrio. “Han podido encontrar un mejor equilibrio para ese coche, no lo hemos conseguido. ¿Por que no? Estamos investigando eso y tenemos que resolverlo. Si no es por esta temporada, entonces por el año que viene”, añade.

    Aunque intenta encontrar una explicación para la poca vida útil de los neumáticos del SF-75 y admite que esto se debe a que no están funcionando las actualizaciones aerodinámicas como pensaron. “Tuvimos problemas con el equilibrio del auto en carreras recientes. El desequilibrio en las curvas medias a lentas provocó el sobrecalentamiento, lo que resultó en desgaste. La razón de este mal equilibrio se debe a las actualizaciones aerodinámicas. Necesitamos investigar eso más a fondo”, concluyó.

    Fuente: www.caranddriver.com