Fernando Alonso ha protagonizado sin quererlo una de las situaciones más surrealistas de la temporada, cuando tras un gran accidente y una remontada encomiable, el alpine del piloto ovetense fue sancionado con 30 segundos después de la carrera por un error de la FIA durante la carrera, y que para colmo, y justicia, ha sido revocada en la previa del GP de México, al considerar que la reclamación de Haas se produjo fuera de tiempo, algo que también conocían desde el organismo internacional.

    De este modo, y antes de conocer el veredicto, Fernando volvió a pronunciarse durante la rueda de prensa del GP de México con mayor profundidad de lo que lo hizo a través de Instagram, sobre el incidente, y todos los puntos a tener en cuenta por la FIA, que nuevamente salió perdiendo.

    ¿Cuándo ha de mostrarse la bandera negra y naranja?

    De este modo, Fernando ha contestado a la pregunta que bien podría haber evitado toda la concatenación de hechos, ahora anulados todos por la rectificación: “Bueno, cuando el Director de Carrera siente que los coches no son seguros para conducir. Nosotros dentro del monoplaza, a veces ni siquiera sabemos qué daños tenemos, qué dispositivos aerodinámicos están, ya sabes, preparados para salir despedidos atrás hacia el próximo coche”, señala Fernando sobre el fallo que se cometió desde la sala de comisarios y por el que le hicieron pagar a él horas más tarde.

    En este mismo sentido, Alonso ha querido reforzar su apoyo a la seguridad y a la FIA como cuestión primordial, depositando en la Federación no solo su confianza sino también una gran responsabilidad: “Así que solo confiamos en el Director de carrera y pilotamos el coche lo más rápido que podemos. Y sí, tal vez necesitemos usar esa bandera con más frecuencia, o no, es una decisión que la FIA y los equipos deben verificar”, prosigue el ‘14’.

    Entrar en “terreno salvaje”

    A continuación, Fernando repasó la evolución del campeonato y de los monoplazas a lo largo de su historia, instando al reglamento y sus regidores a evolucionar a la par: “Creo que la Fórmula 1 ha cambiado mucho en los últimos 40 o 50 años, hay muchos dispositivos aerodinámicos que ahora están en el límite de las carreras, por lo que debemos asegurarnos de tener una regla adecuada al respecto. Y cuando ves la bandera negra y naranja, probablemente tengas que parar y retirar el coche porque creo que es muy difícil arreglar algunas de esas piezas, tal vez el alerón delantero es la más fácil, pero aparte creo que es difícil”, dispone el asturiano, dando a entender que el coche con el que vio meta en Texas bien podría haberse considerado ilegal, pero no del modo en que se hizo, como así mimo ha querido argumentar:

    Lo que no podemos permitir es, ya sabes, pensar después de la carrera las cosas, porque entonces entras, como decía, en un territorio salvaje. Es como penalizar a un coche por adelantar porque había un coche en la grava o lo que sea pero no había bandera amarilla. Así que hizo el adelantamiento y luego, unas horas más tarde, dijiste ‘sí, pero hizo un adelantamiento y esto debería ser una bandera amarilla’”, concluye Fernando Alonso sobre esta cuestión, recriminando uno de los aspectos más sangrantes de la actuación FIA esta temporada, como lo es imponer sanciones después de la carrera, una vez que el piloto no tiene la oportunidad de enmendar el error o trabajar para minimizar sus consecuencias.

    Fuente: www.caranddriver.com