Nada menos que ocho títulos consecutivos de constructores logró Mercedes en una racha jamás visto en la Fórmula 1 que se extendió desde 2014 hasta 2021, justo con la llegada de un nuevo reglamento técnico radical que incluía el comienzo de la era híbrida de la Fórmula 1. Como todo lo que empieza debe acabar, parecía que Mercedes cada año tenía más dificultades para revalidar sus títulos mezclado con temporadas de auténtico paseo.

    Nuevo reglamento técnico, nuevo campeón

    Al final tuvo que ser la misma llave que le dio los títulos quiénes se le los quitase. Un nuevo reglamento técnico que obligó a diseñar los monoplazas desde cero acabó con la supremacía de Mercedes, toda una temporada detrás tanto de Red Bull como de Ferrari.

    Y pocos eran los que postaban a principio de año que Red Bull acabaría arrasando, pues la carrera inaugural tuvo como desenlace los dos Red Bull sin ver la bandera a cuadros con problemas de fiabilidad, como el que tuvo también Max Verstappen en Australia, tercera cita del año.

    Pero sin estos dos traspiés, la temporada de Red Bull y especialmente de Max Verstappen ha sido brillante, acabando todas las carreras con las que ha sumado un total de trece victorias, un segundo puesto, un tercer lugar, y dos séptimas posiciones como peor resultado. Además de los trece triunfos de Verstappen, hay que sumar las dos victorias conseguidas por Pérez en Mónaco y Singapur. Quince victorias de diecinueve posibles que hacen imposible que esto tuviera un resultado diferente al título para Red Bull.

    La Ferrari que parecía que le iba a luchar ambos mundiales, se fue desinflando a medida que avanzaba el año, teniendo errores de todas las clases posibles, incluyendo la estrategia, el pilotaje, y también en el desarrollo, pues no solo no han podido seguir el ritmo de Red Bull sino que han permitido que Mercedes, que sigue sin poder ganar una carrera este año, se le haya subido a las barbas.

    El triunfo de Red Bull, el quinto desde que 2005 el equipo Jaguar se convirtiera en Red Bull Racing, no puedo llegar en un momento más emotivo, pues el sábado se conocía el fallecimiento de Dietrich Mateschitz, fundador de la marca de la bebida energética Red Bull y amante de la Fórmula 1, máximo instigador de la creación del equipo y su multimillonaria inversión para hacerlo campeón.

    NurPhotoGetty Images

    En honor a Dietrich Mateschitz

    Fin de semana lleno de emociones para el equipo Red Bull y para sus dirigentes, que llegaron al proyecto en sus inicios junto a Mateschitz. Marko, Horner y Newey, tres pilares que han sido fundamentales, especialmente el caso del diseñador, que aprovechando un nuevo reglamento, han logrado derrotar a Mercedes.

    344 Grandes Premios después, Red Bull ya suma 90 victorias, 230 podios, 79 pole position, 84 vueltas rápidas, 22 dobletes y cinco títulos de constructores, además de sumar seis títulos de pilotos, cuatro con Sebastian Vettel, de 2010 a 2013, y dos con Max Versatppen, 2021 y el recién logrado este 2022.

    Fuente: www.caranddriver.com