La Fórmula 1 regresa al Circuito de las Américas para disputar el Gran Premio de los Estados Unidos y Fernando Alonso se muestra contento por regresar a Estados Unidos y por correr en Austin. Además, asegura que será un fin de semana divertido con una buena carrera.

    Austin emociona a Alonso

    Fernando Alonso correrá este fin de semana en el Circuito de las Américas para disputar el Gran Premio de los Estados Unidos. El asturiano ha comentado que este es un circuito que le gusta, donde hay posibilidades de adelantamiento y siempre disfruta correr con las emocionantes carreras que este trazado da.

    “El Circuito de las Américas es un buen circuito en el que correr. Normalmente es escenario de carreras emocionantes y hay buenas oportunidades de adelantamiento. Siempre disfruto al ir a América para correr. Esta temporada ya hemos tenido una carrera en Miami y el próximo año habrá tres Grandes Premios”, ha comentado Alonso en el previo de Alpine al GP de los Estados Unidos.

    Austin es un circuito peculiar, mezclando tanto zonas enrevesadas, de alta velocidad y baja velocidad. El sector más destacado siempre son las entrelazadas del primer sector, como el propio Alonso menciona, aunque el tercer sector, más técnico y con el mayor número de frenadas fuertes, también es un gran reto para los pilotos.

    “El circuito de Austin tiene una buena mezcla de rectas y curvas, y tiene muchas ondulaciones y curvas amplias. El primer sector es especialmente divertido, pero también es un reto. Los aficionados se han enamorado del deporte y tenemos un gran ambiente garantizado con las gradas llenas”, ha dicho Fernando Alonso.

    ¿Penalizará Alonso este fin de semana?

    El piloto asturiano sigue arrastrando problemas de fiabilidad, los cuales le obligaron a abandonar en dos ocasiones consecutivas entre Italia y Singapur, y este podría ser un buen fin de semana para sancionar.

    Al igual que hará Leclerc, según la prensa italiana, Alonso podría optar este fin de semana por sancionar y cambiar los componentes de su motor de cara a las últimas cuatro carreras de la temporada, aprovechando que Austin es un circuito donde se puede adelantar y podría recuperar las posiciones perdidas.

    Lo que sí que es seguro es que Alpine introducirá este fin de semana sus últimas actualizaciones de la temporada, siendo una pequeña modificación en la parte exterior del suelo del monoplaza.

    Fuente: www.caranddriver.com