Como todo el mundo sabe, la remontada de Fernando Alonso en el día de ayer que estuvo al nivel de sus mejores actuaciones como el mismo asturiano ha reconocido, después de remontar primero una sanción y luego un espeluznante accidente que le relegó al fondo de la parrilla; fue echada por tierra por Joe Bauer y la FIA, tras atender una queja de Haas realizada fuera de tiempo, y que fue utilizada para castigar duramente a Fernando con un contundente Stop & Go después de la carrera, lo que se traduce en 30 segundos adicionales a su tiempo de carrera.

    Haas reclama consistencia

    De este modo Günther Steiner, como jefe de equipo de Haas, ha querido criticar la doble vara de medir que según su criterio, cerca estuvo de volver a emplear la FIA, al no sancionar a Alonso, ni Pérez de no haber sido por su insistencia: “No estoy apuntando a nadie, pero para mí, debe ser consistente. La FIA es el regulador y deben ser consistentes”, reclama el team principal, haciendo referencia a las tres veces que esta temporada la FIA a obligado a Magnussen a reemplazar su ala delantera por llevar un endplate descolgado –en Canadá Hungría y Singapur–.

    Si falta un espejo y la regla dice que necesita tener dos espejos, ¿por qué puedes decir que por un sufrir accidente, solo llevas uno? Todavía necesita tener dos”, señala Steiner sobre el caso de Fernando Alonso, sancionado por perder un retrovisor y por generar peligro con este antes de que saliese volando del todo; sanción que no se produjo ni en carrera, ni en el tiempo establecido para las alegaciones, llegando incluso después de que el delegado técnico de la FIA diese un primer visto bueno al estado del coche de Alonso.

    Así pues, de forma inintencionada, Haas ha vuelto ha poner de manifiesto el caos que existe dentro del organismo regidor de las normas, que toma una nueva vuelta de rosca, al rectificar la FIA sobre una decisión inicial, con una sanción de categoría que llega una vez Fernando y Alpine ya no podían hacer nada para remediar la situación, en lo que realmente fue un doble fallo de consistencia de la FIA, que primero permite y luego no, y hace pagar a equipos y pilotos por los errores de los comisarios y directores técnicos.

    A veces vale, a veces no vale. Necesitamos encontrar una manera de hacerlo bien o no, que sepas lo que estás haciendo, y eso es lo que tratamos de averiguar, si es consistente o no”, arremete Günther contra los jueces de esta institución y su laxa aplicación del reglamento que ha vuelto ha hacer aguas en Estados Unidos y por partida doble, tras el cambio de opinión a destiempo de Joe Bauer y la FIA sobre la legalidad del coche de Alonso, horas después de la carrera, y la comparativa de este caso con otros precedentes similares, como el de Hamilton en Japón 2019 y las medidas que entonces emprendió la FIA.

    Al menos trabajamos en el futuro. Para conducir sin espejo, en nuestra opinión, en las reglas dice que debes tener dos espejos, es bastante simple. Quiero decir, había un espejo, cómo lo perdió, no lo sé”, remarca Steiner, en pro de los intereses de su escudería y de la F1 del futuro.

    Así, el mandamás ha indicado el procedimiento que desde su perspectiva debía de haberse aplicado en el caso de Alonso y su retrovisor: “Lo vimos aletear, deberían haber sacado la bandera naranja y negra; y luego salió volando, por lo que debería ser descalificado porque no tiene equipo de seguridad”, dispone Günther, recriminando la inconsistente aplicación de la normativa establecida, y para lo que se sirve también del caso de Checo Pérez: “En el alerón delantero, es como si se entendiera de dos maneras: si lo pierdes, estás bien. Pero si se descuelga sin terminar de caerse, no estás bien. Ahí está la diferencia”, agrega el natural de Merano, airado por la impunidad con la que se ha saldado la reclamación por el alerón delantero del mexicano.

    Magnussen también reclama justicia

    En una tónica similar a la empleada por su jefe se ha expresado Kevin Magnussen, piloto que ha sido especialmente castigado por las banderas negras y naranjas esta temporada, y que al término de la carrera no entendía por qué no se aplicaba el mismo procedimiento con sus rivales: “Entiendo completamente el argumento de que estas piezas pueden salir volando y ser peligrosas, pero si me sacan la bandera negra y naranja, tres veces este año, de manera consistente, entonces es muy frustrante ver que la gente tiene piezas sueltas en sus coches hoy”, cargó el piloto danés, que finalmente pudo ganar una posición gracias a los 30 segundos extra al tiempo de Fernando Alonso.

    Realmente no me importa qué dirección tomen, siempre y cuando tomen una dirección y permanezcan en ella de forma constante” zanjó Kevin Magnussen haciendo la misma exigencia que su jefe a una FIA nuevamente cuestionada por su falta de criterio constante en Estados Unidos.

    Fuente: www.caranddriver.com