Adrian Newey es sin duda el ingeniero más reputado de la actual Fórmula 1, que ha logrado sumarse al olimpo de las grandes mentes que han marcado la historia de la categoría junto a los Brawn, Chapman, Head, Murray… siendo el responsable de brillantes ideas y conceptos que han decidido muchos campeonatos desde la década de los 90 hasta la actualidad. Lo que le ha permitido alcanzar el estatus de estrella y ser uno de los activos más valiosos de este deporte, algo muy meritorio desde su posición ya que la labor de los ingenieros tiende a ser invisibilizada por el gran público.

    Temporada de récords

    Y es que a pesar de su prolífico historial, esta temporada 2022 de Red Bull promete batir todos los registros y estadísticas, con un tándem equipo-piloto(s), de los más sólidos en los últimos años, como así lo demuestran el hecho de que Max Verstappen pueda convertirse en el piloto con más victorias en una temporada de la historia de la F1, y que el RB18 sea hasta la fecha el monoplaza con mayor porcentaje de victorias de los que ha diseñado Newey –con un 77’77%– , dato sobre el que el mismo ingeniero se pronunció hace unos días: “No soy muy bueno con los números, ¡pero es muy gratificante saberlo! Obviamente hemos tenido una buena racha”, comenta Adrian Newey, quien no puede ocultar el éxito que les ha deparado esta temporada.

    A propósito de dicho éxito, Newey procedió a repasar las causas y los factores determinantes para que Red Bull haya conseguido imponerse a Ferrari después de un inestable comienzo de temporada, en el que los de Horner cosecharon 1 victoria y 3 abandonos en las 3 primeras carreras de 2022: “Creo que Ferrari tenía un coche muy rápido desde el principio, y en muchas carreras, para ser honesto, probablemente fueron un poco más rápidos. Pero creo que hemos logrado redondear el rendimiento del monoplaza para tratar de hacerlo funcionar en todos los circuitos”, analiza el ex de Williams y McLaren enfatizando sobre el crucial desafío de diseñar un monoplaza lo más equilibrado posible, reto que han bordado a lo largo esta temporada.

    Perfección en los planos, y al volante

    Sin embargo Newey no ha querido desmerecer el trabajo del resto de personal que trabajan diariamente en Milton Keynes y en los circuitos para hacer que la escudería funcione a la perfección, destacando entre ellos el papel de otro de los grandes responsables de este dominio: “Max ha estado absolutamente magnífico este año. Obviamente, en el tráfico de Singapur cometió un pequeño error, pero aparte de eso, no ha cometido absolutamente ninguno. Ha sido muy maduro y siempre tuvo la velocidad, así que creo que se merece todo el éxito que está teniendo este año”, concluyó Adrian Newey sobre la joven estrella que han cuidado durante muchos años y que ahora ya es bicampeón del mundo de F1.

    Fuente: www.caranddriver.com