Pat Fry, quien desde esta temporada ocupa el cargo de jefe técnico de Alpine, ha sido la última voz en pronunciarse al respecto de los problemas de fiabilidad que ha padecido el equipo este año, causándoles verdaderos estragos a comienzos de temporada, y que tras una tregua de varios meses, han vuelto a aparecer, en grandes premios como Italia, y Singapur –con doble abandono–.

    Sobre estos problemas relacionados con la unidad de potencia que ha sufrido especialmente Fernando Alonso, ha hablado Fry, defendiendo la filosofía que desde Enstone han seguido para fraguar el propulsor de Renault para las próximas temporadas.

    Eligieron potencia a durabilidad

    De este modo, para Fry, estas averías pese a recurrentes, son naturales: “Siempre hay problemas iniciales. Obviamente tuvimos muchos en este año, cambiando una gran cantidad de componentes. Y estamos mucho mejor en términos de rendimiento por lo que se hizo en los últimos años”, valora el jefe de equipo, haciendo referencia al paso adelante que han dado desde Alpine esta temporada –lideres actuales de la zona media–, respecto al trabajo en otros años, todo ello pese a los recurrentes abandonos por fiabilidad.

    Posteriormente, Pat Fry ha continuado defendiendo este enfoque, sustentándose en la evolución del equipo, más allá de las estadísticas puras: “Se ha realizado un gran trabajo, pero siempre se hizo sabiendo que perseguiríamos el rendimiento y la fiabilidad que corregiríamos. Y creo que es una forma valiente de avanzar, ¿no? De vez en cuando te pillan, como a todo el mundo”, argumenta el británico, para quien la estrategia de conseguir rendimiento antes del primer cierre al desarrollo de motores, y durabilidad antes del segundo; es completamente coherente, algo que se ve reforzado por la consistencia de Alpine en la parte central de la temporada.

    Lo de Singapur

    Como no podía ser de otra manera, Pat Fry ha tenido que pronunciarse sobre el desastre que sufrieron hace dos semanas en Singapur, donde tanto Alonso como Ocon se vieron forzados a abandonar por fallos en la unidad de potencia, fallos que volvieron a arrebatar a Fernando un gran botín de puntos: “Eran problemas diferentes”, revela Pat Fry una vez investigados los motores de sus dos pilotos: “Los motores regresaron el martes a la hora del almuerzo, se desmontaron y entendieron y estamos trabajando en ello”, prosigue el director técnico de Alpine.

    A propósito de estos letales problemas, Fry, evita mostrarse negativo, asumiéndolos con naturalidad: “Los problemas son relativamente nuevos, diría yo. Necesitan ser entendidos y hasta que profundices en cuál es la causa raíz, nunca estarás seguro, ¿verdad? Así que tienes que hacer tu análisis correctamente”, sostiene Pat, enfatizando en los trabajos internos para descifrar lo sucedido y evitar que vuelvan a ocurrir.

    Más penalizaciones para Alonso

    Como ha quedado patente en esta temporada, Fernando Alonso ha sido el que más afectado se ha visto por las averías de Alpine, perdiendo muchos puntos en carrera y componentes del propulsor en su recamara, lo cual podría conllevar nuevas penalizaciones en una de las 4 carreras que quedan: “Creo que hasta que entendamos el problema es difícil responder esa pregunta con la verdad, para ser honesto”, admite Fry, quien prefiere no aventurarse como lo hizo Fernando hace unos días en Suzuka, cuando afirmó que le tocaría volver a salir desde atrás en alguna de las carreras restantes.

    Esteban le queda un kilometraje razonable, con Fernando, tenemos que pensar. Pero, de nuevo, todo se reduce a lo que dice el análisis. Es difícil saberlo en este momento hasta que se haya hecho todo ese trabajo”, reafirma Pat Fry, dejando la puerta abierta a la delicada situación de Fernando.


    Fuente: www.caranddriver.com