McLaren y Alpine lucharán hasta el final por el cuarto puesto del mundial de constructores. Un tuyo-mío desde que empezó la temporada. Han cambiado de posición varias veces en los últimos Grandes Premios. McLaren terminó cuarto y quinto en Singapur, ocupando el cuarto lugar de Alpine entre los constructores. En Suzuka, los galos hicieron mejores resultados al terminar cuarto y séptimo. Con cuatro pruebas restantes, la marca francesa aventaja en trece puntos a los ingleses, por lo que el jefe del equipo McLaren, Andreas Seidl, teme que sea difícil mantenerse en la batalla con Alpine, aunque lucharán hasta el final contra ellos.

    La pelea de los mortales

    Exprimir cada oportunidad y no conceder ningún fallo. “Ahora es muy importante mantener la concentración. Tenemos que asegurarnos de correr los fines de semana perfectamente y aprovechar al máximo el coche en cada sesión. Solo entonces tendremos la oportunidad de seguir luchando con Alpine. Hasta ahora han hecho un excelente trabajo esta temporada. Será un desafío seguir luchando con ellos hasta Abu Dabi, pero para eso estamos aquí”, dijo Seidl a Motorsport.com .

    McLaren es el único equipo fuera de Red Bull, Ferrari y Mercedes en lograr un podio esta temporada. Lando Norris se subió en Imola. El británico decía allí que le extrañaba que pudiera seguir peleando con Alpine tanto tiempo, porque el MCL36 no era fácil. En Singapur, McLaren parecía haber dado un paso más con nuevas actualizaciones.

    Seidl cree que McLaren debería centrarse en su propio rendimiento y no preocuparse de su rival: “La fiabilidad será importante en la fase final de esta temporada. Creo que el monoplaza está bien, tenemos un buen equipo y dos pilotos fuertes. Si mantenemos las cosas en orden, seguiremos luchando hasta la última carrera“, concluyó el alemán.

    Fuente: www.caranddriver.com