Un reglamento técnico para igualarlos a todos. Esa fue una de las grandes premisas de los nuevos monoplazas de 2022, más simples aerodinámicamente, y que se unía al reglamento financiero ya estrenado en 2021.

    ¿Reglamento técnico fallido?

    En la recta final de la primera temporada, el resultado no ha sido el que se trató de vender a los aficionados. Y es que generalmente, con una nueva normativa, hay un equipo que acierta y el resto trata de ponerse al día, siendo esto segundo especialmente complicado con la limitación de costes y prohibición de test, por lo que ya antes de verano el mundial parecía decantado claramente hacia Max Verstappen y Red Bull, como ha acabado ocurriendo.

    La Fórmula 1 esperaba esto, pero tanto F1 como responsables técnicos de equipos esperaban que las diferencias se fueran reduciendo carrera a carrera, algo que no está pasando o no como se esperaba. El panorama puede ser aún peor si tal y como ha relatado Toto Wolff en una entrevista realizada a Channel 4, la base de este 2022 seguirá siendo el punto de partida de temporadas venideras.

    “Obviamente, hemos perdido mucho tiempo de desarrollo para averiguar sobre el ‘porpoising’ y todas estas cosas. Así que está claro que Red Bull está en una posición muy favorable, no solo para este año, sino también para el comienzo del próximo. Pero habiendo dicho eso, si tuviéramos que continuar con nuestra comprensión y desarrollo del coche, creo que podemos ponernos al día rápidamente.”, afirmó el responsable de Mercedes.

    “Y este es un ejercicio de ‘aprendizaje en el trabajo’. Nuestras simulaciones no siempre nos dan los resultados correctos sobre lo que hará el auto en la pista, pero eso es lo que lo hace interesante”.

    “Hemos hablado en los últimos años de que cada serie termina un día, no hay equipo que gane todos los campeonatos a lo largo de su vida. Y eso ha sucedido. Sucedió porque nos equivocamos en la física. No hay nada místico en eso, de repente, tenemos excelentes personas, infraestructura de equipos, recursos financieros. En lo que nos equivocamos fue en cómo funciona el coche, pero eso nos da confianza para solucionarlo.”, continuó Toto refiriéndose al Mercedes y su arriesgado y único diseño de pontones.

    Ferrari, los más rápidos hasta el verano

    “En términos de perder, creo que es importante reconocer que simplemente no hemos hecho un trabajo lo suficientemente bueno, y los muchachos de Milton Keynes y Maranello lo han hecho. Ferrari, en mi opinión, fue hasta las vacaciones de verano el coche más rápido, pero no han podido traducir eso en puntos. Somos terceros en el camino, no es una miseria, sigue siendo respetable, porque podríamos haber salido más atrás. Pero ahora solo tenemos que resolverlo. Estamos ansiosos por ser parte del frente luchando por ganar carreras y luchar por un campeonato.”, concluyó Toto Wolff.

    Fuente: www.caranddriver.com