Si ha habido pilotos que en los últimos años han experimentado la ira mediática de la F1, colocándose en el punto de mira de todas las críticas esos son Alex Albon y Valtteri Bottas. El primero de ellos fue especialmente martirizado durante 2020, en su segunda temporada junto a Verstappen en Red Bull, y el otro prácticamente en todo su viaje con Mercedes desde que fue el elegido para reemplazar a Rosberg en 2017 y hasta su despedida del equipo en 2021.

    Ahora, uno o dos años después de haber soltado las riendas de monoplazas punteros, cada piloto reflexiona paralelamente en palabras recogidas por el medio RaceFans, sobre el cambio en su personalidad al volante y mejoría en el rendimiento, en un 2022 de resurrección para el de Williams y Alfa Romeo.

    Bottas: “Quería todo ‘ahora’ y luego fue difícil lidiar con eso

    De este modo, Valtteri Bottas ha hecho hincapié en la presión que él mismo puso sobre sus hombros, con la exigencia que suponía competir para el equipo más grande de la parrilla en aquellas temporadas, como lo era Mercedes: “Especialmente los primeros años, fui muy, muy duro conmigo mismo”, reconoce el finés en retrospectiva de su aventura en la marca de la estrella.

    Quería todo ‘ahora’ y luego fue difícil lidiar con eso cuando no sucedió, que no pude ganar el título en los primeros dos años. Simplemente era difícil de aceptar. Fui muy duro conmigo mismo, y definitivamente a veces haber sido un poco más frío hubiera ayudado”, reconoce un Valtteri Bottas que intentó sin éxito competir contra Lewis Hamilton, lo que sentó la primera losa en la mentalidad de un piloto que progresivamente se vio empequeñecido en comparación con las exigencias de su escudería.

    Lejos de las victorias, la presión sobre Bottas ha desaparecido o se ha reenfocado, partiendo de un trato más cercano y en una estructura en la que se siente más valorado, lo que ha contribuido a recuperar esa confianza y capacidad que sigue atesorando: “Obviamente, es diferente que no estemos luchando por victorias, de manera realista, en este momento o títulos de campeonato mundial. Entonces ese es un sentimiento diferente en el sentido de que personalmente siento un poco menos de presión en eso. Pero también es por el ambiente del equipo, por lo que siento menos presión”, establece un Valtteri Bottas que atraviesa una segunda juventud en un equipo de perfil más bajo.

    Albon: “Ahora piloto bien, y eso se debe a la confianza

    Paralelamente, Alexander Albon ha experimentado un tortuoso camino desde su expulsión en 2020 hasta su consolidación en 2022, llegando a verse totalmente apartado del gran circo que finalmente volvió a abrirle sus puertas: “Sinceramente, lo principal que quería cuando volví a la F1 era quedarme, suena como una cosa muy tonta de decir, pero es verdad”, comenta un Alex Albon, cuyo único deseo a comienzos de año era poder ratificar que seguía siendo aquel piloto que en su temporada de debut impresionó junto a Norris o Russell:

    Tienes un contrato de un año, no hay garantía [de otro]. Y esa casilla ha sido marcada firmemente, digamos”, prosigue el británico-tailandés sobre sus miedos y desconfianza ahora descartada después de su renovación con el equipo de Grove tras una ejemplar campaña a nivel de pilotaje pese a las limitaciones de su monoplaza.

    En términos de mí mismo, en términos de pilotar y recuperar la confianza tras el volante, básicamente encontrar el ritmo del coche y sentir que tengo el control al límite, realmente siento que tengo esa sensación nuevamente” reconoce un Alex Albon, dejando a entender la perdida de autoconfianza que experimentó en 2020 por las comparativa con Max Verstappen y tras todos los cuestionamientos que se hicieron sobre su potencial en aquella temporada, y que ahora ha recuperado para poder ‘empujar al límite’.

    Sin embargo este vital proceso de reencuentro de sensaciones ha sido arduo para un Albon que se tuvo que conformar con otras categorías la temporada pasada: “Fue algo que perdí un poco hacia el final de la temporada 2020. Cuando conduces un coche DTM, es algo completamente diferente. Realmente no puedes medir dónde estás”, avanza Alex, quien no pudo ‘probarse’ durante un difícil 2021.

    Ahora realmente siento que estoy conduciendo bien. Y mucho de eso se debe a la confianza en el monoplaza” asegura el ‘23’, quien al igual que Bottas ha recuperado esa parte de su personalidad al volante que le fue arrancada a base de exigencia en equipos punteros de la parrilla:

    Este año, teniendo el año fuera y considerando todas las cosas, siento que ha sido un año positivo. Siento que esto ha ido incluso mejor de lo que esperaba”, finaliza un aliviado y refrescado Alexander Albon, que abandonará el programa de Red Bull de cara a 2023 para labrarse su propia andadura en la categoría.

    Fuente: www.caranddriver.com