A estas alturas de la temporada es evidente el declive del equipo Ferrari a lo largo de una temporada que ha ido progresivamente erosionando sus sueños y aspiraciones, pasando de ser la primera fuerza y favorita a lo que ahora podríamos considerar el tercer mejor equipo.

    A propósito de este clamoroso descenso de rendimiento que primero acabó con sus aspiraciones de campeonato y que ahora le hacen temer por perder el segundo puesto en el campeonato de constructores, se ha pronunciado Mattia Binotto, jefe de la Scuderia italiana que señala a un factor como determinante en la involución actual de Ferrari.

    Rompecabezas económico

    De este modo, desde Ferrari siguen sosteniendo que la limitación económica causada por el límite de gastos les ha llevado a tomar una medida drástica en 2022: “No fue una elección; simplemente acabamos el dinerodel tope presupuestario”, reconoce un Mattia Binotto que en consecuencia se vio forzado a chapar el desarrollo del SF-75: “Así que simplemente estábamos en el límite. No hubo más oportunidades de desarrollar el coche, por lo que simplemente nos quedamos donde estábamos”, prosigue el ingeniero suizo, que desde hace varias carreras mantiene el mismo monoplaza a diferencia de sus rivales.

    A pesar de todo, esta decisión entra en un plan estratégico por el que Ferrari ha priorizado otros objetivos a mantenerse fuerte en 2022: “Obviamente, no comprometemos el desarrollo del automóvil del próximo año”, agrega el suizo, asumiendo las consecuencias de una inversión menos óptima que en Mercedes o Red Bull.

    Pero ciertamente decidimos detener el actual, porque además de este desarrollo normal en el [coche] actual, necesitarás producir las piezas para ponerlas en marcha. Y esos fueron los gastos adicionales que no podíamos pagar”, desvela el mandamás.

    El crecimiento de Mercedes

    Paralelamente, Mattia ha hablado sobre sus renovados rivales de Mercedes, que desde hace tiempo tienen mejores opciones de victoria que los italianos y rondan peligrosamente la segunda plaza del campeonato que custodian desde principios de año: “No es sorprendente porque, si miro las últimas carreras, tal vez con una elección de neumáticos diferente, ya habrían ganado carreras. Y creo que simplemente no ganaron porque no eligieron bien los neumáticos”, mantiene el team principal sobre quienes seguramente estén en la batalla desde el día 1 en 2023.

    Han sido los coches más rápidos en las últimas carreras, por lo que no sorprende venir aquí a Brasil. Trajeron un nuevo paquete aerodinámico en Austin, que creo que funcionó bien, y lo están capitalizando”, finaliza Mattia Binotto, sobre las mejoras de Red Bull y Mercedes que han sumido a Ferrari en un pozo aún más oscuro de lo que ha sido 2022 en cómputo general.

    Fuente: www.caranddriver.com