Max Verstappen ha experimentado una explosión sin precedentes en 2022 después de que el de Países Bajos haya revalidado el título obtenido en 2021 con una insultante superioridad sobre todos sus rivales en una temporada en la que ya acumula la cifra récord de 14 victorias.

    Sin embargo este panorama era difícil de imaginar a comienzos de temporada, cuando tanto Ferrari como Checo Pérez parecían tomar la delantera al holandés, quien progresivamente fue imponiéndose a Ferrari pero también a su compañero de equipo, motivo que hizo saltar las alarmas una vez Pérez reconoció que el desarrollo del monoplaza a lo largo de la temporada no estaba tomando el rumbo que él pedía.

    Después de diversas justificaciones ofrecidas por distintos miembros de Red Bull, ahora ha sido el turno de Helmut Marko de atacar respecto a los indicios de favoritismo en el seno de la escudería austriaca.

    Una cuestión ‘de peso’

    Así, Marko ha contestado con la contundencia que habitúa a estas insinuaciones: “Por supuesto que es una tontería. El principal problema era el sobrepeso. Ya lo hemos superado un poco”, recalca el expiloto austriaco, señalando al elevado peso del coche a comienzos de año, negando a su vez supuestos problemas en la aerodinámica.

    Sin embargo en esta misma declaración, el Dr. Marko no ha tenido problema en admitir que el RB18 de comienzos de temporada no se adaptaba al estilo de conducción de Max: “Al comienzo de la temporada, viste que Max era tan rápido como Checo con un monoplaza que no se adaptaba a su estilo de pilotaje”, prosigue Helmut señalando al talento del piloto neerlandés como principal factor en la recuperación llevada a cabo por el bicampeón del mundo:

    Si el coche se adapta a Verstappen, entonces es medio segundo más rápido”, completa el responsable del programa de jóvenes pilotos de Red Bull.

    2022, más meritorio del que parece

    Paralelamente, el ácido directivo quiso conceder más valor a los éxitos cosechados en la presente campaña, como fruto de un esfuerzo mucho mayor al que se ha percibido desde el exterior: “La competencia es mucho mayor y mejor”, comenta Marko sobre porqué considera que 2022 ha sido la mejor temporada en la historia de la escudería.

    Preguntado sobre si esperaba el rotundo dominio con que Red Bull ha acabado imponiéndose este año de cambio de era, el consejero reconoce: “No… ¿cuál fue la declaración de Max nuevamente en Australia: ‘Necesito 36 carreras para ponerme al día?’ Habría sido un poco difícil en un año”, recuerda Helmut sobre el momento en que Max Verstappen tocó fondo, cuando se vio cerca de 50 puntos por detrás de Leclerc como consecuencia de dos abandonos en 3 carreras.

    Luego intensificamos nuestro programa. Los errores fueron analizados: los dos primeros retiros fueron del lado de Red Bull, el tercero fue de Honda. Después mejoramos el control de calidad” añade antes de concluir Helmut Marko sobre la labor de recuperación llevada a cabo en un equipo de récord como lo ha sido la escudería Red Bull en 2022.

    Fuente: www.caranddriver.com