El equipo Alfa Romeo no ha cerrado la temporada 2022 al mismo nivel que la empezó, la marca con sede en Hinwil tuvo un sorprendente desempeño en las carreras iniciales, a las que llegó con bastante menos peso que el resto de sus competidores, pero ha ido diluyéndose en la parrilla de forma progresiva con el paso de los meses, al igual que todos los equipos de la familia Ferrari.

    Sin embargo, en la última carrera, los de Vasseur llegaron con opciones de mantener un nada desdeñable sexto puesto en el mundial de constructores, necesitando evitar que Aston Martin sumase 6 puntos más que ellos, tarea en la que centraron todos sus objetivos mediante una táctica anómala y poco decorosa, aunque efectiva.

    Retención como última medida

    Y es que dada las limitaciones de sus monoplazas, desde Alfa Romeo jugaron a estorbar en pista a Stroll y Vettel, dificultando en la medida de lo posible sus remontadas, haciéndoles perder todo el tiempo posible cada vez que condicionan en pista: “Si tuviéramos una mejor clasificación, creo que tendríamos una pelea por nuestra cuenta para sumar puntos”, expresa ahora Frédéric Vasseur, jefe del equipo suizo que no ve juego sucio en esta picaresca forma de entorpecer al rival:

    Pero con la clasificación que teníamos no nos quedó más remedio que intentar controlar un poco la situación con la estrategia, y lo hicimos bien. Ambos se desempeñaron bien por el equipo e hicieron un gran trabajo al manejar la situación con Vettel y Stroll”, celebra el mandatario, reconociendo el esfuerzo a Bottas y Zhou, en su pugna con los hombres de verde.

    Un asunto de dinero

    De un modo u otro, finalmente Alfa Romeo ha conseguido salvar una más que valiosa sexta posición, que les coloca al frente del apretado pulso que han mantenido a lo largo de todo el año junto a Haas, Aston Martin o AlphaTauri, equipos que han tenido un estado de forma irregular a lo largo de 2022 y que ha propiciado varios cambios en la tabla: “Para nosotros al final es un gran logro y también la mejor preparación para el próximo año”, reconoce Vasseur, sabedor de la necesidad de su humilde equipo de reunir el presupuesto más abultado posible para 2023.

    ¡Estuvo más que apretado! Estaba bastante relajado en el muro de boxes hasta el problema de Lewis. Y ambos mejoraron en una posición, y se volvió un poco más complicado”, recuerda el director galo, que hasta las últimas vueltas no vio peligro en el resultado de Aston Martin, hasta que el abandono de Hamilton regaló más puntos a Stroll y aupó a Vettel al top 10, quien solo necesitaba adelantar a Ricciardo para superar a Alfa Romeo en la clasificación:

    ¡En las últimas vueltas, fui el mayor fan de Daniel! Seguro que si Vettel hubiese podido adelantar a Ricciardo, habría sido otra historia”, finaliza Frédéric Vasseur, que finalmente pudo contener el nuevo potencial de Aston Martin, gracias a una estrategia poco decorosa, y la ayuda final de un Daniel Ricciardo también en despedida.

    Fuente: www.caranddriver.com